I. DEFINICIÒN POLÌTICA.
Castilla llegó al gobierno esta vez apoyado por los liberales, sin ser liberal.
Una Convención Nacional convocada e instalada en 1855, lo confirmó en el título de Presidente Provisorio. Esta Convención se encontraba dominada por representantes de ideas liberales. Destacó entre ellos, José Gálvez.
Desde el primer momento se planteó el conflicto entre la Convención de tendencia liberal y parlamentarista, y Castilla conservador y autoritario.
La Convención discutió y decretó la Constitución de 1856.

II. LA CONSTITUCIÓN DE 1856.
Fue una clara reacción contra la Constitución de 1839, de tendencia autoritaria y presidencialista. La Constitución de 1856, al contrario, fue marcadamente liberal. Dio predominio al poder del Congreso frente al poder del Ejecutivo.
Al jurar la Constitución de 1856, Castilla lo hizo bajo expresas reservas. No estuvo de acuerdo con el recorte que los liberales habían hecho de las atribuciones del Poder Ejecutivo. Tampoco estuvo de acuerdo con las medidas liberales que dictó la Constitución, entre otras:
  • La expedición de una ley que no permita el restablecimiento de la Compañía de Jesús, expulsada durante el reinado de Carlos III.
  • La supresión de los privilegios de la Iglesia (diezmos).
Se convocó elecciones presidenciales para 1857.

III. REBELIÓN DE LOS CONSERVADORES.
Paralelamente, empezaron movimientos de rebeldía en diferentes focos, a los que se unió la escuadra peruana.
Manuel Ignacio de Vivanco emprendió una campaña dirigiéndose al norte. Intentó tomar la ciudad de Lima pero fue derrotado en el Callao (22 de abril de 1857), regresó a Arequipa.
Con el apoyo del pueblo arequipeño, se desencadenó una sangrienta guerra civil. Castilla llegó a Arequipa en julio de 1857. Inicio el sitio de la ciudad, hasta marzo de 1858. Después de duros enfrentamientos, derrotó a la facción vivanquista.
Mientras tanto, en Lima, el comandante Pedro Arguedas, en señal de lealtad a Castilla, disolvió la Convención Nacional el 02 de noviembre de 1857. Castilla no sancionó el hecho. En el fondo, la aprobaba. Convocó a elecciones para el Congreso y Presidente de la República. Era el fin de la Convención liberal y del período liberal del régimen.
En las elecciones de 1858 las ganó fácilmente. El Congreso reunido en octubre de 1858, lo proclamó Presidente Constitucional.
El Congreso funcionó sólo hasta el 30 de abril de 1859. Castilla decidió convocar a otro Congreso, distinto en su composición, en 1860. Esta vez lo constituyeron representantes conservadores en su mayoría.

Manuel_Ignacio_de_Vivanco.jpg
Manuel Ignacio de Vivanco (1806 -1873).



IV. EL CONGRESO DE 1860.
Mediante plebiscito, se convirtió en Congreso Constituyente. Los liberales no se presentaron, pues consideraron que las elecciones las perdían de antemano. Presidió el Congreso el conservador Bartolomé Herrera.
El Congreso discutió y aprobó rápidamente la Constitución de 1860, que fue un texto de compromiso entre liberales y conservadores. Esta Constitución tuvo vigencia hasta 1920, y por su carácter moderado es la más longeva de nuestra historia. Es, como dicho, el “abrazo de Maquinhuayo” entre liberales y conservadores.

V. POLÍTICA INTERNACIONAL.

5.1. Conflicto con el Ecuador.
En 1857 el Ecuador cedió a sus acreedores británicos territorios amazónicos del Perú. Una vez más, el Ecuador desconocía los documentos jurídicos de indudable validez histórica y de derecho internacional, por lo cuales al Perú pertenece Maynas.
Ecuador desconoció la Real Cédula de 1802 y entregó las tierras situadas en el delta de los ríos Paflón, Zamora, Sulima, Atacames, Sua, Cañar y Pucará como parte de pago de sus deudas. Estas tierras eran territorio peruano.
Ante el flagrante “casus belli” el Congreso del Perú autorizó al presidente a exigir satisfacciones al Ecuador, mediante la guerra (1858).
Castilla emprendió y libró la guerra con extraordinaria facilidad. Se impuso la superioridad naval y terrestre del Perú. El 07 de enero de 1860 Castilla bloqueó y ocupó Guayaquil.
Sin necesidad de un solo disparo, el Ecuador aceptó firmar el Tratado de Mapasingue, el 25 de enero de 1860. Así, Ecuador reconocía la validez de la Real Cédula de 1802 y anulaba las concesiones de tierras a sus acreedores.
Posteriormente, el Ecuador desconoció este Tratado. El Congreso peruano también lo rechazó.



52. Pacto de Defensa y Alianza Continental.
Castilla inspiró su política internacional en un profundo sentimiento de solidaridad americana y de rechazo a la política intervencionista de esos países de las potencias europeas.
  • Apoyó a Costa Rica y Nicaragua en su lucha contra William Walker, norteamericano al que habían contratado los liberales para derrotar a los conservadores de esos países.
  • En Santo Domingo, el propio presidente de ese país, el general Pedro Santa Ana. Intentó establecer una monarquía española (1861). El Perú reaccionó inmediatamente. El canciller peruano José Fabio Melgar envió circulares a las autoridades americanas, para ponerse en concierto contra cualquier tentativa de restauración monárquica.
  • El Perú se opuso y denunció también el intento de Napoleón III de intervenir a través de Maximiliano de Austria en México apoyando a los conservadores y respaldando a los acreedores franceses y belgas.

VI. OBRAS PÚBLICAS.
Los ingresos a la Caja Fiscal provenientes del guano continuaban a la cabeza. A partir de 1860, el Perú exportó, además del guano, salitre proveniente de Tarapacá, bórax, plata y lanas.
Durante su segundo gobierno, castilla emprendió numerosas obras públicas:

  • El 05 de mayo de 1855 inauguró el alumbrado a gas.
  • Instaló el telégrafo entre Lima y Callao.
  • Construyó el ferrocarril Lima-Chorrillos.
  • En 1862 inauguró la penitenciaria de Lima, y las estatuas de Colón y de Bolívar.
  • Ese mismo año, 1862, realizó el primer censo republicano: 1 550 000 habitantes Indios; 1 000 000 habitantes blancos y mestizos; 100 000 habitantes negros y 100 000 habitantes chinos.
La política amazónica, iniciada en su primer gobierno y continuada por Echenique, volvió a ser impulsada por este período. El extenso territorio peruano al este de los Andes, a mediados del siglo XIX, era todavía prácticamente desconocido por lo peruanos.
El gobierno se preocupó de colonizar la selva y de buscar la integración de los nativos amazónicos a partir de 1830, aunque con medidas poco fructíferas.
Castilla en su segundo gobierno, logró importantes avances:

  • En 1857 se creó la provincia litoral del Loreto, con capital en Moyobamba.
  • En 1861 otorgó a Loreto el rango de Departamento fluvial y militar.
  • Mandó a construir en Inglaterra vapores específicamente aptos para la navegación en río y la consiguiente explotación del Amazonas. Fueron los buques “Morona”, “Pastaza”, “Putumayo” y “Napo”, nombres todos de afluentes del gran río.
  • Implantó el Apostadero de Iquitos.
Otras obras tenemos:
  • Declaró al Magisterio Nacional como carrera pública.
  • Se creó el Archivo Nacional.
  • Se elaboró el primer mapa del Perú por Felipe Paz Soldán.
  • Se promulgó el Primer Código Penal.
  • Se implantó el uso de estampillas.

VII. FIN DE SU SEGUNDO GOBIERNO.

En 1862, según la Constitución recién promulgada, Castilla llamó a elecciones. Las ganó el gran Mariscal Miguel de San Román.
Castilla gobernó hasta el 24 de octubre de 1862.


Miguelsanroman.png
Mariscal Miguel de San Román (1802-1863)